greatest hits

August 29, 2004

¿un botellón a los pies de la catedral del aprendizaje?

hola a todos y todas (qué políticamente correcto, qué antisexista, qué hombre de avanzada: debo ser el orgullo de mi madre). sé que no he escrito en mucho tiempo, cosa que a algunos puede haber aliviado, pero bueno, tampoco es que lo haya hecho por eso. si no he actualizado este humilde blog es simple y llanamente porque no he tenido ocasión ni ánimos para hacerlo. esta semana he estado ocupadísimo entre la vida académica y, por supuesto, la vida social que normalmente la acompaña, sobre todo en estos primeros instantes del curso con sus correspondientes reencuentros, festejos de bienvenida, etcétera.

mañana empiezan las clases. mañana empiezo a dar clases, y la verdad estoy bastante nervioso al respecto, al fin y al cabo es la primera vez que soy profesor de algo. encima doy spanish 0001, o sea que me voy a enfrentar a gringos primerizos en esto del español y, probablemente, en esto del estudio de lenguas extranjeras. en realidad lo de menos es mañana: tengo muy claro lo que tengo que hacer el primer día de clases. mi preocupación se extiende del martes en adelante, lo cual no es poco.

si sé más o menos con exactitud lo que debo hacer mañana es porque esta semana que acaba me tocó asistir a un cursillo intensivo para nuevos profesores de idiomas extranjeros. el lunes fue en plan holístico, no sólo con los demás instructores de español sino también con los de otras insignes lenguas europeas: alemán, francés e italiano. bueno para conocer gente, para quien le interese conocer gente. desde el martes por la tarde hasta el jueves la cosa fue ya más enfocada (y por cierto más útil) pues cada departamento se dedicó a lo suyo por separado. gracias a eso tengo claro lo que voy a hacer dentro de alrededor de diez horas. el viernes nos juntaron de nuevo, no sólo a todos los nuevos profesores de idiomas sino a todos los teaching assistants en general (aquello parecía la torre de babel: había gringos, chinos, latinoamericanos, europeos, etcétera, de todos los departamentos desde antropología hasta química pasando por historia o teatro). del chiste las charlas que recibimos, entre ellas, cómo no, una sobre sexual harassment, verdadera obsesión en este medio. evidentemente está prohibido todo acoso sexual a cualquier alumno del mismo sexo o del opuesto, pero también lo están las relaciones de carácter romántico o sexual con consentimiento mutuo y de hecho la recomendación es abstenerse de establecer relaciones muy cercanas con estudiantes. nada de cafés en starbucks ni, peor, cervecillas en hemingway's. a mí, como es lógico, esto no me afecta de ningún modo, pero sé de alguno que tendría serios problemas con tan dura legislación.

lo bueno de esta semana es que, aunque pesada, ha incluido varias comidas gratuitas, y eso siempre se agradece cuando se es pobre (y hambriento). el lunes nos invitó a almorzar el decano. el miércoles, la editorial que publica mosaicos, libro de texto que utilizamos, que cuesta un dineral y que es de obligada compra para nuestros pupilos, así que lo menos que puede hacer la empresa es invitarnos una vez a comer. el jueves, tras un tour por la ciudad que para mí no era gran cosa porque al fin y al cabo ya llevo un año aquí, pero que de todos modos estuvo muy simpático, las coordinadoras de la enseñanza del español en pitt nos agasajaron (de su propio bolsillo, nada que ver con el departamento) con una cena en un restaurante del south side. el viernes nos dieron un almuerzo ligero en medio de las productivas charlas, y más tarde una comida en toda regla (mexicana esta vez, no cubana como el año pasado) durante la bienvenida oficial del curso en la sala de recepciones del departamento.

la fiesta de inicio del curso se alargó más de lo previsto. al final de la celebración, o sea a eso de las siete y pico de la tarde, varios de nosotros decidimos llevarnos la cerveza y el vino que sobraba. como no nos poníamos de acuerdo respecto a dónde ir, terminamos haciendo una especie de botellón ahí mismo en los amplios jardines de la cathedral of learning. mariauxi, en cuya casa estoy de okupa estos días, ya me ha pegado la reprimenda del siglo, porque obviamente aquí está prohibido beber así nomás en la calle, y más todavía en el campus. nosotros lo sabíamos, claro está, pero no nos pareció peligroso porque al fin y al cabo las latas de rolling rock son verdes y, de lejos, a cualquiera le podía haber parecido que eran de seven up. nadie estaba borracho ni nada por el estilo, no estábamos armando revuelo, así que estoy seguro de que alguien tenía que haber sido muy malpensado para no creer que aquello era un simple picnic. además, había un grupo tomando cerveza en litronas, mucho más descaradamente que nosotros y no en el césped sino en unos bancos en plena puerta del edificio. en fin, que no pasó nada (estoy convencido de que lo más que podía haber ocurrido es que un policía se acercara y nos dijera que no podíamos beber allí y nos pidiera que nos fuéramos) y tampoco es que tengamos planeado hacerlo todos los viernes. después de todo, dentro de no muchos viernes ya no va a ser siquiera posible: el botellón a diez grados bajo cero y con metro y medio de nieve no resulta muy agradable.

la cosa es que luego nos fuimos a casa de pilar, una colombiana, cuyo novio rubén acaba de entrar al departamento (a propósito: buen dato en general todos los nuevos que he conocido, aunque uno de ellos es medio rarito, y no hablo de orientación sexual sino más bien de algo que podríamos definir como sociabilidad). todo muy bien, aunque alguna gente (yo no) estaba ya en un estado etílico demasiado pronunciado desde muy temprano. terminé en casa de nacho, un mexicano, conversando y desayunando, y llegué a casa de mariauxi como a las diez de la mañana, pues me detuve en squirrel hill a hacer tiempo para no despertarla tan temprano en sábado.

ayer, como es lógico, dormí todo el día, y hoy he hecho poca cosa aparte de preparar muy a conciencia mi primera clase. a ver cómo sale eso. a ratos me da por confiar en mí mismo, a ratos me digo que no voy a tener paciencia ni habilidad para transmitir los rudimentos del idioma a un público tan escaso de conocimientos al respecto, a ratos no sé qué pensar. en fin, ya les contaré.

hasta la vista.

0 comments:

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts