greatest hits

February 13, 2005

darth vader, el nota y un gitano

anuncié, en mi comentario al comentario de mi madre a mi comentario sobre el doblaje lamentablemente peninsular de mi última adquisición mazingeriana, que en la próxima entrega (esta que ahora escribo) iba a reivindicarme con el público ibérico y a defender el doblaje made in spain. bueno, quizá exageré un poco, porque soy incapaz de defender algo que odio por una cuestión de principios, pero me gustaría matizar mi opinión del otro día, así como la que acabo de soltar tan a la ligera (para eso el blog es mío, carajo). vamos a ver qué tal.

los españoles creen firmemente que el mejor doblaje del mundo es, oh casualidad, el que se hace en españa. lo atribuyen a la aversión hacia lo anglosajón del primer franco, el autárquico, cuya prohibición estricta de pasar películas en inglés determinó la creación de toda una industria del doblaje en la entonces gris madre patria. me contó mi ñaño que los alemanes tienen idéntico mito con respecto al doblaje germano, cuya superioridad explican aludiendo a las políticas de estado de otro tirano reconocidamente anglófobo*. estoy seguro de que en francia, en italia, etcétera, creen a pies juntillas que su doblaje es el mejor, después de todo el nacionalismo es un mal que se inventó en europa.

mi problema con el doblaje en españa no estriba en el doblaje mismo, pues con el tiempo uno se acostumbra a todo, incluso a cosas tan extrañas como el acento de valladolid. mi problema con el doblaje en españa consiste en que es omnipresente, maldita sea mi estampa. en madrid y barcelona uno puede encontrar más o menos cualquier filme en versión original subtitulada, si uno quiere (y los españoles, en general, no quieren), pero fuera de allí la cosa se vuelve harto complicada. cuando llegué a sevilla las pelis en v.o.s. eran una rareza, de vez en cuando algún cine se confundía y pasaba alguna, pero por lo común había que someterse al imperio de la zeta y los vosotros. incluso hoy, tras la bendita decisión del avenida de dedicar sus cinco salas al cine en v.o.s., no puedes ver cualquier peli como dios manda en la capital andaluza porque lógicamente cinco salas no dan abasto para todo lo que se estrena y, además, la política intelectualoide del avenida favorece el cine europeo, latinoamericano y gringo no comercial, en ese orden, de modo que tuve que ver the matrix, por ejemplo, en castellano. y eso en la cuarta ciudad más grande de la décima economía del mundo.

mi objeción no se reduce, desde luego, a las zetas y los vosotros. tampoco vería bien esa omnipresencia del doblaje si el doblaje omnipresente fuera el latinoamericano (que, by the way, los españoles sólo aceptan en dibujos animados). cuando voy a ver a al pacino o a robert de niro quiero ver y oír la actuación de al pacino o robert de niro, no la de desconocidos actores hispanos que los estén suplantando con sus voces (by the way, el que dobla a pacino es el mismo que dobla a de niro, lo cual puso las cosas muy difíciles para el caso de heat). cuando veo una peli de woody allen o kevin smith quiero reírme con las palabras escritas por ellos, no por desconocidos traductores hispanos (que, by the way, no sólo no se cortan en utilizar la jerga española, o más exactamente madrileña, sino que a veces, y sobre todo en la tele, llegan a alterar los guiones para adaptarlos supuestamente al gusto hispano: jamás olvidaré al príncipe de bel air hablando de las corbatas de carrascal).

luisra, viendo por primera vez a dustin hoffman en versión original (en wag the dog, para nada una de sus mejores pelis), me dijo que su concepto de él había cambiado por completo: nunca había entendido tanta fama como actor de carácter cuando a él no le parecía gran cosa... porque él en realidad nunca había podido apreciar la actuación de hoffman sino la de algún tarugo doblándolo. hay filmes cuyo doblaje ha destrozado la percepción que de ellos se tiene en españa. me acuerdo del desastre clarísimo de forrest gump, que una vez quise ver en la tele y no fui capaz, por el doblaje (cómo entender, basándose en esa versión, el oscar a tom hanks). y si eso pasa con una superproducción, con una peli de primera categoría, imaginen lo que ocurre con obras menores (lo de adventures in babysitting, con elisabeth shue, no tenía nombre según recuerdo). el único beneficiario incuestionable de la obsesión dobladora española es, seguramente, kevin costner.

en principio, pues, y por principios, rechazo rotundamente el doblaje, sea de donde sea, y el de españa no me parece en absoluto superior sino tal vez lo contrario: es, para empezar, más localista que el de méxico por ejemplo, por la sencilla razón de que el doblaje mexicano está diseñado para ser entendido por igual en todos los países latinoamericanos, en tanto que españa es por sí misma un mercado grande y sus doblajes no se hacen pensando en ser universales.

el otro día, sin embargo, me puse a ver lo que siempre se llamó star wars y ahora se llama a new hope, por segunda vez desde que me compré la trilogía, y para variar un poco me dio por probar el audio en español. el doblaje, claro está, es el latinoamericano. ¡qué decepción! yo no estoy muy seguro de qué doblaje circuló en ecuador originalmente, alguna vez mauricio me dijo que el de las zetas y los vosotros, pero lo cierto es que no necesito la nostalgia para explicar que, en este caso, el doblaje que vale es con mucha diferencia el de la madre patria. sólo hacen falta dos palabras para argumentarlo: constantino romero. él es quien dobla a darth vader en la versión española, y llámenme hereje pero estaría dispuesto a afirmar que su darth vader es incluso mejor que el del gran james earl jones. en serio.

otra excepción a mi regla es el doblaje hispano de la comedia the big lebowski, que marcó toda una época para mí y para mis panas en sevilla. la he visto tanto en versión original como doblada al español de españa, y en este caso no me atrevería a defender al nota por encima de the dude, pero casi. una tercera y última salvedad a mi rechazo al doblaje ibérico es snatch, pues el gitano interpretado por brad pitt no le pide favor, en castellano (si ese balbuceo puede catalogarse de tal), a su original anglosajón.

lástima, pues, que mi trilogía de star wars venga con la inservible versión latinoamericana, cuyo darth vader parece un niño al lado del de james earl jones y una niña al lado del de constantino romero, como audio disponible en español. en el caso de snatch y, sobre todo, de the big lebowski, simplemente no pienso comprar el dvd aquí en estados unidos sino en españa, para así poder disfrutar alternativamente tanto de la versión original como del magnífico doblaje español.

*: un célebre intento de hitler de combatir la ya entonces imparable hegemonía gringa fue la fanta, gaseosa que hoy, por una sin duda rocambolesca ironía del destino, pertenece a la coca-cola.

2 comments:

Anonymous said...

Sigues enloquecido con el Mazinguer ese. Lamentable. Besos. Tessa.

rafael ponce-cordero, a.k.a. bocha, a.k.a. guayako said...

y tú, de tanto pelear con juanito, has acabado hablando como él. lamentable. del chiste. en el minuto uno. una pena que no te vengas, al final, para nueva york, pero bueno, habrá que visitarte en copenhague. un abrazo.

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts