greatest hits

October 11, 2005

the master of disaster

ayer conocí a la esposa de fredric jameson, uno de los gurús en teoría postmoderna, sobre cuyo trabajo postmodernism or the cultural logic of late capitalism versó la primera exposición que hice al llegar a pitt. ella se llama susan willis y es también académica, concretamente en el área de estudios culturales, y vino a esta universidad para dar una conferencia titulada "to err on the side of life: extraordinary rendition, guantánamo, and terry schiavo". resulta que fue compañera de john beverley cuando ambos eran jóvenes y prometedores estudiantes de postgrado en la universidad de california bajo la tutela de... fredric jameson. todo queda en familia, como ven, así que la mujer nos dio una pequeña charla durante la clase de john sobre las tan tristemente célebres fotos de abu ghraib. después john invitó a ir con ella a un bar cercano para compartir más impresiones en un clima más informal, pero yo no pude ir, porque tenía clase con reid andrews.

en teoría no debería haber tenido clase con andrews porque, de los dos grupos en que nos dividió debido a que éramos muchos, a mí me toca el de los miércoles. pero mañana empieza el yom kippur, y el profesor es judío, de modo que canceló la sesión y nos pidió a todos que nos reuniéramos el lunes. nada fuera de lo común, aquí en pittsburgh, la ciudad con mayor población judía en este país detrás de nueva york. el curso de andrews, por cierto, sigue espectacular: el hombre es de un histrionismo extremo pero también de una meticulosidad académica intachable.

el fin de semana transcurrió básicamente en plan tranqui, excepto el sábado, cuando nos reunimos en casa de pilar y rubén para celebrar por adelantado el cumpleaños de este último (que era el lunes). amorosamente, pilar le organizó una fiesta sorpresa, y nos pidió a todos que llegáramos puntuales a las nueve de la noche. yo dudé si ir o no, porque estaba haciendo algo de frío en la calle y no me sentía recuperado todavía de mi resfriado, pero al final la amistad y las ganas de juerga pudieron más. al fin y al cabo en sevilla llegué a sufrir catarros de dos meses porque nunca esperaba a estar sano para salir de botellón de jueves a sábado como mínimo. sin embargo me decidí a último momento, y, como ya eran las nueve y diez cuando salí de casa, me dije bueno, no pasa nada, llegas tarde y ya está, y no corrí ni nada sino que me tomé mi tiempo para ir a comprar cerveza y tal, total ya estaba tarde para la sorpresa así que para qué apurarse. cuál no sería mi sorpresa cuando, un par de cuadras más adelante, se subieron al bus nada más ni nada menos que pilar y rubén. él, que conoce mis hábitos sedentarios, me preguntó cómo así a esas horas un sábado yendo en esa dirección. incluso bromeó diciéndole a pilar que seguramente yo iba a una fiesta a la que ellos no estaban invitados y por eso no les quería decir nada. yo no sabía qué hacer. pilar me echó un cable, preguntándome si no iba a casa de esa amiga ecuatoriana mía que vive cerca de ellos, y yo estúpidamente no me di cuenta y le contesté que yo no tengo amigas ecuatorianas y menos amigas ecuatorianas que vivan cerca de ella. qué le vamos a hacer si uno es honesto y, más que honesto, mal mentiroso. luego pilar me dijo si no quería cenar algo con ellos, así en plan casual, pero era imposible que rubén no se diera cuenta del engaño: ¿qué le iba a decir: gracias, casualmente traigo (como siempre que me monto a un autobús por la noche sin rumbo fijo) un par de six-packs de cerveza, que seguro nos van a venir bien para esta cena improvisada?

arruiné pues la sorpresa de la fiesta sorpresa. pero según yo no fue culpa: yo iba tan tarde que la cosa debía estar hecha hacía rato, pero pilar y rubén se atrasaron en la biblioteca, de hecho esta gente (lizardo, verónica, jungwon, citlali, nacho y demás habituales) llevaba más de media hora a oscuras cuando por fin llegamos. en todo caso la celebración estuvo bien, con bastante gente y bastante trago, y en un alarde de exquisitez hasta con catering del india garden. mi labor destructiva, no obstante, no se limitó al factor sorpresa. ya al final, justo antes de irme, tumbé sin querer la hookah que había llevado ritesh. no sé si saben lo que es una hookah: se trata de un aparato para fumar típicamente oriental como el que usaban homero y morticia en los locos addams. como se imaginarán, tumbar dicho instrumento no es nada bueno, sobre todo si el suelo está alfombrado y sobre todo si la alfombra es blanca. a menos que a uno le gusten las alfombras blancas con manchas de ceniza y quemaduras...

p.d. erudita de hoy: the master of disaster es uno de los muchos sobrenombres que usa apollo creed, primero enemigo y más tarde amigo de rocky balboa, the italian stallion. siempre me ha encantado la carrera de sylvester stallone en su dimensión épico-correctora: no hay blanco que pueda conquistar el título de los pesos pesados, él en rocky se dedica a vapulear negros (y algún ruso casi al final de la guerra fría); estados unidos pierde la guerra de vietnam, él solito se las arregla para ganarla y corregir la historia, y en la tercera parte de rambo incluso se alía con los entonces buenos (porque peleaban contra el mal en su estado puro: el comunismo soviético) talibanes.

2 comments:

Anonymous said...

Bochístico, Rambo no se alía con los talibanes en la tercera entrega de su saga, sino con un grupo equis de mujaidines. Los talibanes como tal no estaban organizados en ese entonces. Este grupo recién comienza a operar de manera organizada despues del derrocamiento del gobierno pro-sovietico en 1992, cuando se convirtieron en uno de los tantos grupos irregulares que luchaban por el poder en Afganistán. KGB

rafael ponce-cordero, a.k.a. bocha, a.k.a. guayako said...

joder con el escrutinio, uno aquí no puede ya equivocarse en nada, y menos en lo relacionado con john rambo y los talibanes. y, si alguien debe saber de eso, desde luego son los agentes de la kgb. en todo caso la idea es esa, que los nacionalistas y/o fundamentalistas islámicos son ahora la representación terrenal del demonio, pero eran buenos cuando luchaban contra los soviéticos. también fueron buenos en la gran película gringa que es la historia contemporánea otros más tarde archienemigos como noriega y el mismísimo saddam. según recuerdo justo cuando sly estrenó 'rambo iii' la urss se retiró por fin de afganistán y el hombre declaró que seguro que lo habían hecho para joderle la taquilla. pero bueno, kgb, como quiera que sea lo bueno es que tu puntillismo geopolítico te haya llevado a estrenarte en este blog. un abrazo, camarada, y a ver si nos vemos pronto.

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts