greatest hits

October 01, 2005

bajo una total falta de sol forastero

lo que estoy escuchando en este momento es una cápsula de pasado para mí: bajo el signo de caín, de miguel bosé, un disco excelente y de rocambolesca historia. me lo regaló pablo en los primeros tiempos de editorial luz, porque él siempre fue bueno para obsequiar justo lo que uno quería, y en ese entonces yo andaba en plena época bosé (todavía no me había pasado a la era sabina). mauricio me lo pidió prestado, y tuvo tan mala suerte que por esos días se metieron a su casa unos ladrones que se llevaron entre otras cosas su equipo de sonido con mi cedé dentro, de modo que todo lo que pudo devolverme fue la caja. como ya entonces era un hombre de bien, mauricio me dio un vale para comprar un disco en alguna tienda del policentro o algo por el estilo, pero se les había acabado ese título. terminé malgastando el bono en un homenaje a serrat del que sólo valía la versión de "tu nombre me sabe a yerba" de un antonio flores al que le quedaban pocos meses de vida.

la letra de "sol forastero", en concreto, me ha llamado la atención hoy porque me recuerda que en aquellos inocentes momentos a orillas del manso guayas yo ni siquiera imaginaba que algún día viviría por estos lares.

tú que nunca quisiste
oír hablar de américa
ahora vas y dices que
quieres ir p'allá

si ni siquiera sabes
dónde está california
me cuentas que ahora mueres por
ponerte morena allá

bajo un sol forastero

y ahora de repente
te pones camiseta new york
y no tienes ni idea de
qué tiempo hará

bajo un sol forastero

justo ayer me decías
mañana iremos al mar
explica entonces qué es esto de
un vuelo intercontinental

cariño hablemos despacio
la vida allá es triste
se duerme poco, se gasta mucho
y se come ese pan de alpiste

bajo un sol forastero
forastero seré
bajo un cielo negro, negro
extranjero hablaré

pero qué mito, hey
qué barras ni qué estrellas
de qué me hablas chica
mira que te ciegas
pero qué libertad
qué clase de cultura
pero qué gringo mandingo
ni qué polla dura
pero qué presidente
ni qué rascacielos
pero qué sociedad
que vive sin camelos
pero qué coño dices
mira cómo comen
que si que ve, ve, ve
de donde dan las tomes

una postura como ven muy europea y, en particular, muy española (por lo menos de la boca para afuera, porque bien que las salas de cine que exhiben películas de hollywood se siguen llenando mucho más que las que exhiben el culto cine europeo, y la gente sigue comprándose levi's, viendo series de televisión gringas, yendo al mcdonald's). que por cierto es compartida por mucha gente en américa latina, en especial desde cierta izquierda, que cree que frente a la dominación estadounidense es un consuelo considerar que los gringos son tontos. en mi opinión es todo lo contrario: que aquí filmen independence day me parece hasta normal, lo que me parece absurdo es que esa peli (dirigida por un alemán) haya recaudado más fuera que dentro de estados unidos, porque encima de patriotera es mala. o sea, si los gringos son pendejos, sus esclavos lo somos aun más.

a mí en todo caso del disco de marras me gustan más las romanticonas, sobre todo "te comería el corazón" y "si tú no vuelves", y como he hecho durante años en oposición al elitismo del flaco por ejemplo sigo defendiendo al cine gringo. simple y populachero que soy.

hoy me he pasado todo el día drogado, pero lamentablemente no por hedonismo, sino por pura necesidad. pittsburgh se nos enfrío de súbito los últimos días, sobre todo por las noches, y el cambio de tiempo me cogió desprevenido volviendo de hemingway's en camiseta de manga corta a medianoche del jueves. por suerte maricarmen tuvo a bien dejarme algunas medicinas, que son las que me han tenido en trance toda la tarde, y es que si no todo lo que tenía para combatir el resfriado era vodka. intenté ver breaking the waves, de lars von trier, pero me quedé dormido. luego intenté con the cook, the thief, his wife and her lover, y no me dormí pero como todo lo de peter greenaway me pareció de una pretenciosidad intragable. es que resulta que gerardo y yo nos hemos afiliado a netflix, un servicio virtual de alquiler de pelis por correo, pagando a medias. y, mientras yo estaría contento rentando the dukes of hazzard aunque sólo fuera para cabrearme porque jessica simpson no llena los hot pants ni de lejos como la grandísima catherine bach, el hombre es de los que disfrutan el cine menos light. balanceamos, entonces, y de vez en cuando me toca ver cultura. lo cual es, obviamente, más difícil cuando uno está narcotizado. siempre recordaré el malhadado día que se me ocurrió meterme a ver el séptimo sello con chuchaqui: mientras la muerte jugaba al ajedrez yo casi me muero.

ni siquiera el festival latinoamericano que hay este fin de semana en pitt, con comida y música nuestra, logró sacarme de mi letargo.

0 comments:

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts