greatest hits

February 25, 2005

flashes informativos con (exageradamente largo) remate cinematográfico-postnacional

hola a todo el mundo. sé que no he posteado en mucho tiempo, pero, aparte de mi haraganería habitual, ahora tengo una justificación más que adecuada: queda apenas un mes para los comps.

tampoco es que haya gran cosa que contar. mucha lectura, curso de literatura colonial los lunes, curso sobre ética y representación de la otredad los miércoles, clases de español todos los días, alguna visita fugaz a hemingway's, just the usual stuff.

hoy me matriculé oficialmente para los comps y entregué mi long paper. otro día que tenga más tiempo y esté más inspirado les cuénto en qué consisten exactamente estos temidos exámenes y qué papel desempeña en ellos el trabajo que como les digo remití hoy oficialmente a mi comité (compuesto por bobby chamberlain, hermann herlinghaus y john beverley): "de camelia la tejana a juan castillo", aquella comparación entre narcocorridos y rumbas barriobajeras que escribí hace ya casi un año para uno de los cursos que hice durante mi segundo semestre aquí.

los dos cursos que tengo este semestre son buenos, en especial el de los miércoles, que poco a poco se va afianzando como el mejor, a mi juicio, de los que he tomado en estos casi dos años en pitt. ahora mismo acabamos de dejar señas de identidad, de juan goytisolo (un libro excelente, casi a la altura de la literatura latinoamericana), y las próximas dos semanas nos toca el cuarto de atrás, de carmen martín gaite.

mis clases van bien, pero no tanto como debieran. les tomé un quiz por sorpresa el otro día, uno supersencillo sobre las partes del cuerpo humano, y les fue mal porque no están estudiando en casa como se supone que están obligados a hacer. por otra parte yo estoy más ocupado (el lunes pasado ni siquiera pude ir a un compromiso social bastante importante que tenía: el concierto de un pana chileno, marido de la mejor amiga de maricarmen aquí en pittsburgh), de modo que simple y llanamente no tengo ni tiempo ni ganas de quebrarme la cabeza por este asunto. el otro día me visitó béatrice, mi coordinadora, y la clase no fue para nada tan bien como solían ir las del semestre pasado. pero qué le vamos a hacer.

con respecto a mis clases me he olvidado de comentarles que por supuesto estoy utilizando la música a fin de transmitirles un poquito de feeling hispano a estos gringuillos. para enseñarles la diferencia entre pretérito e imperfecto les puse "hasta que te conocí", de juan gabriel, aunque en el cover salsero de marc anthony, y "el último beso", en la versión cantada por alci acosta (de ahí surgió la famosa conversación al respecto en el peter's pub que relaté hace un par de semanas). como parte del capítulo dedicado al subjuntivo, que aunque yo pensé que les parecería esotérico resulta que se les da mejor que la distinción pretérito/imperfecto, usé "si no te tengo a ti", de hombres g pero en el cover, más rockero, de la tercera república; "a dios le pido", de juanes; y "que me quedes tú", de shakira.

el bajista sigue ensaya que ensaya. la práctica hace al maestro, dicen. este hombre en serio va a convertirse en uno.

dato importante sin el que, lo sé, no podrían dormir esta noche: bochania dejó atrás la categoría de "inoffensive centrist democracy", volvió a la de "left-leaning college state" por un tiempo, y ayer amaneció en la de "capitalizt" por primera vez en su todavía joven historia. vamos a ver si eso significa progreso o degeneración. a decir verdad yo lo que quiero es acceder a la categoría de "psychotic dictatorship" o, como mínimo, a la de "compulsory consumerist state".

hablando de lo cual... les recomiendo jamás mezclar consumismo con nacionalismo. en realidad no me gusta el nacionalismo en general, con el consumismo estoy más conforme, pero el caso es que otra vez caí en la trampa del apoyo al cine patrio, so to speak. hace como un año, movido por el más fervoroso amor al terruño y, en menor medida, por las buenas críticas que en su momento tuvo, compré ratas, ratones, rateros, peli dirigida por sebastián cordero que por diversos reveses del destino no había logrado ver ni en ecuador ni en españa, ni en cine ni en vídeo. ahora, demostrando que el hombre, o al menos el hombre ecuatoriano, es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, me acabo de comprar nada más ni nada menos que cómo voy a olvidarte, filme de bernardo cañizares protagonizado por el mismísimo segundo rosero, ídolo de la música rocolera diseñada para cauterizar heridas amorosas, crueles que son las mujeres, y acompañar borracheras de aguardiente en cantinas populares (no por casualidad norteño es uno de los auspiciantes de la producción). la peli fue un bombazo en ecuador el año pasado (la portada del dvd anuncia con orgullo: "2004 ecuadorian theatrical hit!"), y bueno, digamos para ser justos que no está taaan mal, aunque no comprendo por qué contiene tan pocas canciones teniendo en cuenta que al fin y al cabo no es más que un vehículo para nuestro elvis presley criollo. por cierto que, igual que con elvis, no hay que esperar de segundito que además de cantar sepa actuar, ni siquiera de sí mismo, y en efecto no sabe. pero hasta él queda bien en comparación con la contraparte femenina, ana cristina botero, una actriz buenísima... del cuello para abajo. ella hace de aniñada guayaca (hija de un político que asemeja un siniestro cruce entre león febres-cordero y alfredo adum, como para convencernos de que el ser humano no debe inmiscuirse en los asuntos de dios jugando con la genética) que desde luego termina en los brazos del protagonista, cholo y cantante de música chola, no lo olvidemos, en un twist argumental totalmente increíble para cualquiera que haya conocido aniñadas guayacas alguna vez en su vida. francamente, la adquisición de estos dos dvds no me parecería un error si no fuera porque, más allá de la discutible calidad de los filmes, me salieron por un ojo de la cara. soy miembro de un club tipo círculo de lectores, pero de dvds, gracias al cual éstos me salen a precios ridículamente bajos, digamos que entre cuatro y ocho dolaretes. ahora bien, no tienen ratas... ni cómo voy a olvidarte, de modo que ambos los tuve que comprar en amazon y en consecuencia salieron sustancialmente más caros: 18 dolores cada uno (compárese con ocho por obras maestras como 2001: a space odissey y little big man, siete por clásicos como terminator y l.a. confidential, o seis por la edición de dos discos, llena de extras, de grandes proveedores de diversión al más puro estilo hollywoodense como minority report y x-men). encima ambos cineastas son serranos y en sus películas parece que todos los guayaquileños son malandros, fuman basuco y hablan como montuvios, o en su defecto quieren ganar la presidencia para poder seguir con su corrupción tan típicamente guayaca. en fin, a lo hecho pecho. en lo que sí que no voy a caer es en la adquisición de la tigra, de camilo luzuriaga, cuyo dvd se vende en amazon por la friolera de 40 dólares, no sé quién está dispuesto a pagar eso por un filme malo más que mediocre y de apenas ochenta minutos, por mucho que esté basado en la genial obra de josé de la cuadra. mi ecuatorianidad, la verdad, no llega a tanto.

bueno, con esta nota cinematográfico-apátrida más larga de lo que había planeado los dejo. pa que no se quejen de que no escribo. hasta la próxima.

0 comments:

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts