greatest hits

June 27, 2006

qué cara es la coca-cola en europa

palabras de ayer
y sí, al final no se pudo, pero la tricolor hizo un papel más que digno frente a una selección que al fin y al cabo es una potencia en esto del fútbol y tiene jugadores que con lo que ganan podrían tal vez comprarse todos los clubes ecuatorianos. beckham clavó un tiro libre yo diría que imparable, pero tampoco es que ecuador se amilanara en modo alguno ante inglaterra, que acabó quemando tiempo y rezándole a san seacabó como hacíamos mauricio y yo en el colegio esperando ansiosos el final de una clase. si carlos tenorio fuera ronaldo me imagino que no hubiera fallado aquella tempranera oportunidad tan clara y hubiera marcado un gol que acaso habría cambiado la historia, pero bueno, no lo hizo mal el muchacho, dudó un segundo de más y el defensa alcanzó a desviar la pelota, sin embargo el tiro era excelente. y después de todo está bastante claro que carlos tenorio no es ronaldo y ecuador no es brasil. como dijo camacho en alguna ocasión, el que quiera ganar siempre que se haga brasileño, los demás mejor que se acostumbren a sufrir.

sufrir toca, por el lado español precisamente, mañana contra francia. aunque no es que zidane y compañía estén en sus mejores momentos. yo sinceramente creo que pasa españa, por más que la historia invite a la duda, o quizá hasta a la certeza más derrotista. yo ya estoy en esta ciudad invivible pero insustituible llamada madrid, así que me tocará ver el partido entre españoles, aunque no entre españoles de confianza a quienes pueda divertirme de lo lindo jodiendo como hice con mis amigos en sevilla durante los últimos dos mundiales (y sobre todo para el del 98). yo, que conste, voy esta vez por españa.

y es que ir por españa en el partido contra francia cumple con mi reglamento oficial, que por otra parte a lo mejor ya no importa tanto porque fue violado en múltiples ocasiones este fin de semana, por culpa de mi ñaño o más bien de sus amigos. pasé por hamburgo en visita fugaz de apenas unos días. todo bien, todo muy divertido, todo un poco excesivo. mi ñaño está más gordo pero sigue conservando un aire atractivo que supongo que le durará al menos mientras le dure el no muy abundante pelo que le queda. de sus amigos había varios que yo no conocía, y todos son súper buen dato, además de grandes consumidores de ese líquido dorado que al fin y al cabo es uno de los productos principales de la canasta básica en alemania. el expansivo pascal, el inquisitivo felix, incluso el algo más huraño compañero de piso jorn, me cayeron todos bastante bien, y me pusieron a practicar mi inglés más de lo que he tenido que hacerlo en tres años en estados unidos. de hélène no necesito siquiera decir que me cae de puta madre. y troyen, para mí, no es un amigo de mi ñaño sino directamente un amigo mío. tal como le sugerí en un email, el hombre cumplió con su papel de cocinerito de jack's snacks y me recibió con un seco'e chivo impecable, regado con biela marca biela. allí, en su casa, pude por fin conocer a su mujer, anne, y a su pequeño vástago, el gran carlitos. la traición a mi reglamento mundialístico empezó al día siguiente, cuando fuimos con hélène y un grupo de franceses a ver el partido francia-togo en pantalla gigante en el fifa fanfest, y la euforia general me llevó a la inconsecuencia sin precedentes de apoyar al equipo imperial (que, eso sí, al parecer juega mejor sin zizou). al día siguiente, en casa de mi ñaño, nos reunimos unos pocos para ver alemania-suecia, y allí el entusiasmo de mi ñaño y de felix y de hélène me llevó a apoyar al país anfitrión. el domingo, por último, la, de nuevo, expansiva presencia de pascal, que es holandés y por lo visto antiportugués y todo un espectáculo viendo fútbol, me llevó a apoyar a holanda frente a portugal cuando nos reunimos a ver ese partido y el anterior en casa de felix y andrea.

partido anterior que casi me pierdo. al reservar el vuelo no sabía que la tricolor jugaría la segunda ronda, ni cuándo sería el encuentro, ni nada. así que compré el billete para volar justo justo justo durante el partido. gracias a dios, o mejor dicho gracias a un puñado de dólares, pude cambiar el vuelo para el día siguiente. salió cara la vaina, pero valió la pena, hubiera sido absurdo perderse un momento histórico para el ecuador perdido en algún punto entre amsterdam y madrid. todos estos alemanes y holandeses y franceses y ecuatorianos le íbamos a la tricolor, desde luego, pero al final no se pudo. aunque casi. bien tituló el universo al día siguiente: "¡gracias, selección!"

palabras de hoy
y sí, al final no se pudo, y tampoco en el caso de españa. va a haber que pensar seriamente en lo de nacionalizarse brasileño. nunca entenderé bien cómo, pero la historia pesa en un campo de fútbol, y españa jamás le ha ganado a francia en competición oficial. esta vez tampoco lo logró pese a que había jugado mejor todo el campeonato y jugó mejor hoy durante el primer tiempo. españa, según se dice aquí siempre, no es un grande sino simplemente una selección de cuartos de final. yo agregaría que salvo que en octavos se tope con uno de los grandes, y eso que para mí francia tampoco lo es realmente (sólo hay cuatro de verdad: brasil, alemania, y a bastante distancia italia y argentina), aunque sí más que españa. eso sí, siempre quedarán el real madrid y el barça, digo yo.

aquí en madrid pusieron dos pantallas gigantes, una en la plaza de colón y la otra a tres metros de donde me estoy quedando, en la mismísima puerta del sol. me acerqué, vistiendo incluso un polo rojo para estar a tono, pero la verdad yo lo que quería era ver el partido y resultaba imposible allí con tanta gente. de modo que me regresé a mi room without a view aquí en el hostal patria, en la calle mayor, a un paso del kilómetro cero, para poder apreciar realmente el juego en la pequeña pantalla de la tele de mi habitación, que no es gran cosa y es más bien calurosa pero que sin duda resulta una bendición a apenas dieciocho euros diarios en una ciudad que acaba apenas de bajarse de la lista de las ochenta más caras del mundo.

y es que no estará ya entre las ochenta, pero barata lo que se dice barata no es, aunque como estoy más solo que la una me imagino que no gastaré más de la cuenta: no me gusta comer solo, y tampoco me gusta beber solo, aunque una amiga me dijo una vez que entonces todo lo que tengo que hacer es inventarme un amigo imaginario. por suerte españa poco a poco se convierte en un país moderno y al menos en madrid ya ocurre, como en estados unidos, que uno enciende la laptop y encuentra señales wireless de internet, así que como mínimo me voy a ahorrar (me estoy ahorrando en este instante) el dinerito del cibercafé.

debería postear algunas fotos para regocijo de mi santa madre, pero ya se sabe que yo soy uno de los peores turistas de la historia, de modo que no tomé ninguna durante los días en hamburgo, ni siquiera en el fifa fanfest, ni siquiera con mi ñaño y sus amigos. y tampoco paseé mucho por la ciudad, que al fin y al cabo ya conocía, por lo que al menos para mí el objetivo del desvío no era hamburgo sino mi ñaño. tres años sin verlo son demasiados, en especial considerando todo lo que ha ocurrido en su vida en los últimos tiempos, por no hablar de lo que ha ocurrido en la mía.

acá en madrid estoy un poco de bajona, porque al fin y al cabo es la primera vez que estoy solo en la capital del reino sabiniano desde que vine por primera vez, hace ya un decenio. y lo irónico, tal vez, es que de alguna manera se trata de una soledad que tiene un sabor muy similar a la de 1996. pero diez años no son nada, supongo en plan pseudotanguero, y yo en todo caso desde mañana miércoles pienso sumergirme en el famoso trabajo que he venido a hacer. en serio. y creo que este fin de semana voy a ver a quimi y, si puedo, a tasio que dicen que se pasa por madrid de cuando en cuando, así que todo mejorará, porque en la amistad está el secreto de la felicidad, y ya más tarde vendrán málaga para una final que va a ser de ley brasil-alemania, barcelona for the first time ever, y sevilla que como ya se sabe es después de todo casi mi ciudad natal. seguiremos informando.

2 comments:

pasajero77 said...

cuál fue nuestra euforia con alemania? yo sólo decía que el gran lukas podolski utilizó las mismas píldoras que el maldito de miro klose usó en su momento para meternos dos goles a nosotros en el partido contra la tri, aunque es verdad que si ya me preguntan prefiero a alemania que a suecia, y por qué no habría de hacerlo?

eso sí, el viernes se topan contra la gran argentina, mi favorito...

vamos a ver, pues (aunque están en una ola triunfal tal los alemanes que tienen mucho chance de ganar, por no decir de llegar a la final y, también, ganar).

en cuanto a la tri, pues nada, no sólo si tenorio hubiera convertido ese gol, sino también si beckham hubiera vomitado unos minutos antes, la historia hubiera podido ser diferente...

y me parece que lo que dices acerca de que pascal es un fan del fútbol digno de verse es muy poco para tu capacidad retórica, dado que el man gritó hasta asustar a los vecinos, insultó a los portugueses de manera mala, consideró que las tarjetas para holanda eran injustas de forma irracional, se tiró prácticamente al piso después de cada jugada errónea de holanda, y literalmente lloró la derrota de dicha selección...

en fin, así es el fútbol para todos (hoy me alegré de la victoria de los azules, claro), suerte por allá!

Anonymous said...

Al fin, no sólo bochaísmos sino pasajero 77. Y vieran acá la recepción apoteósica de la selección que hay desde hace al menos dos horas, la gente caminando al lado del bus que lleva a los jugadores, para que luego digan no se pudo. Pues sí se pudo, en todo partido uno de los dos gana. Respecto a España, vi el partido y quería, por razones de tus esperanzas y las de tus amigos, que ganara, no fue así. Tu mamá

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts