greatest hits

December 11, 2007

the battle has just begun

hoy tuve mi primera entrevista de trabajo (la única por vía telefónica, de momento, ya que las otras cuatro que tengo programadas serán en persona en el famoso congreso de mla).

modestia aparte me parece que no estuvo del todo mal, sobre todo considerando que era la primera, y que odio hablar por teléfono. empezó en inglés, cambió de repente al español, y por último volvió al inglés. la gente que me entrevistó fue muy simpática, incluso hizo bromas para relajar la tensión, y espero haberles causado una buena impresión. me preguntaron primero por mi tema de tesis, luego por mi concepción personal de los estudios culturales, más tarde por mis actividades como investigador, después por mi experiencia como docente, y finalmente por mi idea de cómo enseñar un curso a nivel graduado y otro a nivel subgraduado. en fin, un poco terrible en algunos momentos, pero al menos demostré que sé hablar inglés, que tengo algo de conocimiento sobre mi área de estudio, y que puedo responder más o menos cualquier pregunta que me echen sin quedarme en blanco o tartamudear.

o gemir, aunque estuve a punto, porque me dolía mucho, mucho, mucho el pie derecho. resulta que me levanté muy temprano con el fin de prepararme física y mentalmente para la entrevista y, a eso de las seis de la mañana, me dio por sacar la basura. subiendo las escaleras pisé mal y me golpeé/torcí/machaqué el pie derecho, y sobre todo el dedo gordo, que ahora mismo está bastante hinchado. y duele, claro está, duele. eso pasa por madrugar y, por supuesto, porque todo lo que es susceptible de salir mal siempre sale, en efecto, mal, como ya advirtió edward a. murphy jr. hace más de medio siglo. cuatro años viviendo en este apartamento, subiendo y bajando esa escalera varias veces al día, en ocasiones con los reflejos considerablemente mermados por diversos motivos (bueno, para qué vamos a engañarnos, básicamente por un motivo), y me tengo que tropezar justo hoy. por suerte, pese al dolor y la hinchazón, parece que no me rompí nada. esperemos en todo caso que la búsqueda de trabajo, que no ha hecho sino comenzar, se distancie lo más abiertamente posible de la ley de murphy.

technorati , ,

4 comments:

Anonymous said...

Pues es conveniente que no esperes a la medianoche para que te sientas peor y tengas que ir otra vez a emergencias, donde no te van a atender enseguida porque el dedo gordo del pie no respira. No es signo de debilidad hacerse ver del médico o de la médica. Es sólo ser razonable. ¿Desde cuándo eres experto en huesos para saber que no te rompiste nada? Pueden ser diversas cosas, por ejemplo fracturas, luxación, etc. No sea que luego tengas que ir a tus entrevistas con un zapato de yeso por no hacerte ver ahora. He dicho.

vero said...

Rafa! Qué bueno que te haya ido bien! Ahora seguramente vas a ir al mla un poco más relajado, después de un buen preámbulo.
Besos desde Bs. As., y cuidate ese pobre dedito ;)

Anonymous said...

Qué ley de Murphy ni qué leches! Lo que pasa es que levantarse a las seis de la mañana y encima tener que tirar la basura nunca es bueno, se mire por donde se mire (y te lo dice uno que ahora se tiene que levantar a las 6.30, inconvenientes de vivir en el extrarradio). Ánimo, a cuidarse ese dedo y suerte con las entrevistas. Un abrazo
Luisra

Anonymous said...

felicitaciones por las entrevistas de trabajo, se ve que funcionan bien las cosas, aunque yo no se bien de que se trata. cuatro esta bien, no? cuantas solicitudes enviaste? tengo entendido que hay que enviar muchas, no?

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts