greatest hits

September 16, 2004

arkansas, palabra clave para la enseñanza del español como segunda lengua

no es justo hablar del clima de pittsburgh únicamente cuando está fatal y dar así la impresión, sólo parcialmente certera, de que se trata de un sitio frío y lóbrego. esta semana, por ejemplo, ha estado inmejorable. sol, ni una gota de lluvia, calorcito (pero no tanto como en otros lugares de clima supuestamente privilegiado)... todo perfecto, pues. pittsburgh es una ciudad muy bonita en esta época del año. puro verde y pura flor, aunque ya empiezan los árboles a amarillear y las hojas a caerse.

el otro día les pedí a mis gringuitos que se olvidaran del inglés a la hora de pronunciar el español. nosotros siempre pronunciamos las letras del mismo modo, enfaticé. a siempre es a, e siempre es e, i siempre es i, etcétera. entonces puse kansas en la pizarra y le pedí a uno que leyera la palabra en voz alta. tanto en inglés como en español se pronuncia bastante parecido, básicamente como se escribe. luego puse ar- delante, o sea, arkansas, y volví a pedir que alguien pronunciara la palabra. primero en inglés, luego en español, y se quedaron helados. en español obviamente se lee como se escribe, pero en inglés se dice más o menos árkanso. parece que jamás habían reparado en tal absurdo. luego les di otros ejemplos como woman versus women (en el primer caso woman, en el segundo wimen aunque cueste creerlo) o, incluso dentro de la misma palabra, even, cuya primera e se parece a nuestra i mientras que la segunda es una e propiamente dicha. ellos están tan acostumbrados a este bárbaro idioma que ni se dan cuenta.

ahora bien, a nosotros también nos da por decir que el español es fácil sin pensar en la locura de la concordancia de género y número y, sobre todo, en que nuestro sistema verbal es una auténtica jungla en la que el verbo irregular es la norma. sólo en presente y sólo en un verbo regular, por ejemplo, allí donde el inglés sólo tiene talk y talks, nosotros tenemos hablo, hablas, habla, hablamos, hablan y, en el caso de los españoles, hasta habláis. la verdad es que a veces compadezco a mis gringuitos...

3 comments:

Anonymous said...

Estás descubriendo el método de Paulo Freire de las palabras generadoras, aunque tú vas por el sonido, no por los fonemas. Es muy interesante, deberías escribir como un diario sobre el mutuo descubrimiento de lo que sucede con los gringuitos y lo que sucede contigo. Medio antropológico el trabajo. Más o menos como fue tu reseña del dia de acción de gracias el año pasado. De allí podría salir un texto interesante. Mx

Anonymous said...

Parece que vas a aprender inglés y también castellano. Tú que siempre decías que el inglés era bárbaro y que un idioma civilizado era el castellano. Pero parece que te das cuenta que es muy civilizado.

Romax said...

Concuerdo con la apreciación que el inglés es bárbaro a la hora de las reglas de pronunciación. Un verdadero quebradero de cabeza. Sin embargo algo que gana el inglés es la brevedad con que se escribe. Hagan el ejercicio de escribir algo en español y luego que alguien que sepa bien el idioma de shakespeare lo traduzca. la diferencia puede ser de algunas lineas menos. A mi me ha pasado ahora que escribo mas en inglés que me doy cuenta lo barroco que nos volvemos a la hora de escribir en español. Lo que los gringos dicen en 2 o 3 palabras y por lo general cortas nosotros lo hacemos en una oración entera y además usamos palabras con muchas mas sílabas. No digo que esté mal, en ciertos contextos es mas rico nuestro idioma. La literatura para divertirse es un ejemplo, nuestro idioma es más vivo mas descriptivo. Sin embargo a la hora de hacer negocios es un problema pues no concretamos y demoramos demasiado al escribir las cosas. Conclusión lean por diversión en español, pero cuando trabajen haganlo en inglés :-)

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts