greatest hits

September 05, 2004

labor day, todavía no en oakland

al final la fiesta en casa de cecilia no estuvo tan peligrosa, ni siquiera tan animada, será el síndrome del final de la primera semana de clases pero lo cierto es que la gente estaba medio muerta nomás. yo mismo estuve a un paso de declinar la invitación, y sólo me convenció la insistencia de algunos panas, especialmente lizardo, lucía y magdalena. debido a rencillas intradepartamentales que aquí y ahora no voy a explicar, pues me tomaría no un post sino un libro hacerlo, las invitaciones eran selectivas y los presentes y las presentes terminaron siendo muy pocos y pocas (ve madre lo absurdo que es esto en español si se lleva hasta sus últimas consecuencias). la gente, insisto, andaba medio apagada, y sólo el maestro héctor lavoe fue capaz de sacar a los más bailongueros de su letargo, ya muy al final de la reunión. para variar sobró un montón de trago. eso sí, cecilia se pasó, como siempre, con la comida, en este caso no argentina sino mexicana.

yo dormí en casa de los herrera, donde se está quedando otra quiteña llamada sonia, que es de esos serranos a los que les gusta llamar a cada rato monos a los costeños, y encima sostienen que no es en plan insulto sino en plan cariño. todavía no han saltado chispas entre nosotros. sí, en cambio, entre ella y un pana chileno, precisamente porque a ella se le ocurrió empezar a imitarle el habla. ¡como si no fuera cierto que el acento más feo del planeta es el quiteño y que, en definitiva, nosotros no necesitamos un término peyorativo para los serranos porque con ese nos basta!

bueno, enfrentamientos regionalistas aparte, la velada no estuvo mal, y a la mañana siguiente yo aproveché para jugar un poco a la playstation con alberto, el hijo de trece años de lucía. le gané en todos los juegos que me puso delante, claro está, sacando la cara por la generación saliente. y eso que no tenía ninguno de fútbol.

mañana ni tengo ni doy clase, porque es labor day, pero el martes estos gringuillos tienen su primer test. nos han repartido uno que he considerado demasiado sencillo, así que les voy a añadir un dictado. tengo que estar seguro de que van al día y entienden todo y pueden con lo que hemos visto, ya que el jueves mis coordinadoras me hacen la primera visita. la verdad no estoy muy nervioso al respecto. creo que esto de dar clases de español se me está dando bien. y le he cogido incluso una especie de gusto que no me imaginé que tendría. en serio no me cuesta ir a dar clases. a ver si al final va a resultar que nací para profesor...

por lo demás todo bien, aunque no pude mudarme este fin de semana como planeaba. mariauxi no pudo acompañarme el viernes a comprar el famoso futón, parece que la expedición definitiva va a ser el martes o el miércoles. entonces vendrá lo bueno de verdad: acomodarme, arreglar la casa, adecentar todo. un trabajo para alguien más trabajador que yo, sin duda. y para una mente más práctica. pero en fin, ya les contaré cómo resulta mi nueva vida en un piso de 112 años de edad. eso será en unos días. hasta entonces.

1 comments:

Anonymous said...

Deja las peleas regionales para los políticos de acá. le le le

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts