greatest hits

September 14, 2004

cosas de gringos

el otro día presencié un choque. estaba tan tranquilo en la parada de cerca de la casa de mariauxi, listo para embarcarme rumbo a la fiesta de estudiantes de posgrado ya comentada. se estrellaron un tipo y una tipa, y según yo ella tuvo la culpa, porque fue la que se cruzó para virar. claro está, iba hablando por teléfono. no sé cómo es posible que no esté prohibido acá. en europa lo vedaron ya hace tiempo. en este país depende del estado y no sé si del condado, pero casi en ningún lugar está prohibido. el caso es que en menos de dos minutos llegó una patrulla de policía. eso está bien. un minuto después, sin embargo, vinieron dos patrullas más, lo cual ya me pareció exagerado, ¡seis polis para un accidente de tan poca consideración! al ratito, la ambulancia, y eso que el choque fue bastante leve y ambos conductores parecían ilesos (bien es verdad que la mujer se quejaba de que le dolía la espalda). unos segundos después llegó un camión de bomberos, pese a que no había ni la más mínima llama. en fin, todo un operativo por nada, o así lo vi yo, tercermundano como soy.

se supone que estos gringos tienen un espíritu cívico más firmemente implantado, por esto del protestantismo y tal. se supone que cumplen más la ley, que son como más respetuosos del prójimo. y es verdad. aquí no hay viveza criolla. o casi no hay. ayer en el seven-eleven de al lado de la cathedral vi a un tipo servirse muy campantemente coca-cola, con todo y hielo, en su termo de café (los gringos son adictos a la cafeína y, como los alemanes, llevan siempre consigo una especie de termo del que van bebiendo hasta por la calle), y luego largarse así nomás, sin pagar. en ecuador tendrían un guardia armado al lado de la máquina de las colas. aquí, como están acostumbrados a que la gente no haga esas cosas, son más confiados. pero siempre hay excepciones.

al lado de mi ya ex casa, en biddle ave. con braddock ave., atropellaron hace tiempo a una mujer que estaba paseando al perro a eso de las seis o siete de la mañana. quién la manda, digo yo. a quien madruga dios no le ayuda. pero bueno, lo cierto es que allí hay un paso cebra sin semáforo pero con una clarísima y fosforescente señal que da la preferencia al peatón, pero nadie lo respetaba. después del accidente, y a pedido popular, estacionaron allí una patrulla. entonces todo el mundo cumplió. ahora ya no hay polis, pero han incrementado el número de señales, amenazando con enormes multas. ahora sí paran. para ser tan cívicos como son, los gringos también necesitan un empujoncito.

(eso sí, he de reconocer que la honestidad de mis alumnos, por ejemplo, me abruma. por mandato de las alturas todos los viernes distribuimos unas papeletas de autoevaluación de la nota de participación en clase, con derecho de alteración y veto para los profesores, claro. yo sólo corregí en tres casos, y en uno de ellos para subir la calificación autoasignada, qué les parece.)

2 comments:

Romax said...

Bueno eso del operativo desplegado por el accidente es cosa de todos los días por estos lados. Es más en cosas consideradas mas graves en esta sociedad puritana da churretera violar la ley. Trata de escapartele al policía y verás un operativo a lo O.J. Simpson con equipos de televisión y todo.

Menos mal no manejas porque con la cantidad de alcohol que libas cuando hay fiestitas estarías frito sin poder manejar o expuesto a que te saquen la cabeza si te agarran manejando. Acá un reportaje hace algún tiempo del Washington Post decía que el hecho de que te agarren pluto manejando podía acarrear gastos en promedio de $4000 dólares. Incluso por una copita de vino o una cervezita dependiento del estado (state, no estado de ebriedad) y el condado. Miren este link: http://www.washingtonpost.com/ac2/wp-dyn/A60273-2004Sep3?language=printer

rafael ponce-cordero, a.k.a. bocha, a.k.a. guayako said...

aquí mejor cito a molotov en su versión del clásico 'payaso' de josé josé: "si bebe no maneje, yo por eso no manejo".

rpctv



      monetize your website with text link ads




recent posts